iglesiaadventistacentralpereira
  Lo que Dios Junto no lo separe el Hombre
 

Lo que Dios Junto no lo separe el Hombre

(Segundo sermón)

PROPÓSITO DEL SERMÓN:

Mostrar  que ante los ojos de Dios, marido y mujer son una entidad, por eso no debería dividirse, así como el cuerpo humano no se puede separar. Hoy, nosotros debemos restaurar el carácter sagrado de los votos matrimoniales, tal como fueron dados en  Gén 1:27; 2:24.  

TEXTO PRINCIPAL:

“Por tanto, que nadie separe lo que Dios unió.”  Marcos 10:9  

INTRODUCCIÓN

Jacob y Amanda se casaron en 1936. Pocos años después todas las articulaciones de Amanda fueron afectadas por una artrosis prematura, en virtud de una artritis  reumatoide. Ella no lograba curvar su cuerpo, y por muchos años permaneció en cama, sin posibilidades de mover más que sus labios y sus párpados. Jacob y Amanda han vivido con esta situación por mas de cuarenta años, Ella es capaz de ver a las personas y de leer solamente a través de símbolos especiales ajustados para ella. Jacob, vivió casi toda una vida solamente  para ella.  En una oportunidad unos reporteros les preguntaron: ¿Que los ha mantenido  juntos  durante estos mas de cuarenta años de vida matrimonial? “Es por nuestra profunda certeza  de que nos casamos por la voluntad de Dios, y de hacer un  compromiso  diario entre Dios y entre nosotros mismos”.

I. UNA TENDENCIA PELIGROSA HOY: “AMOR SIN COMPROMISO”

Esta nueva tendencia secular, que está influyendo negativamente en los hogares cristianos, provoca más divorcios  que en ningún otro tiempo. 

A.  “AMOR SIN COMPROMISO”

1. “Viviremos juntos  mientras nos amemos”.
Estos, se casan, se dejan de amar y luego  se divorcian.
 
a. Los que se casan considerando el divorcio como una alternativa, ya están caminando hacia él.

-   La  cooperación exitosa en el matrimonio es imposible, cuando se le imponen limitaciones.-  Pequeñas dificultades,  acaban separando  a la pareja.

II. “LO QUE DIOS  JUNTÓ NO LO SEPARE EL HOMBRE”  Marcos 10:9

La relación matrimonial fue instituida por Dios y santificada por él. El creador omnisapiente dio los medios para que existiese la relación matrimonial.   El la hizo posible y deseable. Por eso, todos los que participan de esta relación, están unidos por toda la vida, según el plan original de Dios.

A. “LO QUE DIOS UNIÓ NO LO SEPARE EL HOMBRE”

1. La ley superior dice: “No lo separe el hombre”.  -Mr 10:9  
La ley de  Génesis 2:24, “...Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” fue confirmada por Jesús, (Mr. 10:9) presentando así el mandato, el ideal divino para sus hijos en la tierra.

1. La única modificación hecha por Jesús a la ley original -Mat 19:7
Fue mencionada, para adaptarla  a un mundo en decadencia por el pecado. Esto es la violación al pacto matrimonial por la infidelidad conyugal, adulterio. Esto puede ser una razón legítima para disolver el matrimonio (aún así esto es permitido pero no  es obligatorio)  De otro modo, delante de Dios no puede disolverse legítimamente el matrimonio por otras razones.

  3. Las causas de separación o divorcios según las leyes civiles.
Algunos países tienen 6 causas, otros 10, y otros 14. Sean cual fueren, debemos obedecer a Dios primero.

4. Los parientes no están autorizados para interferir en la unión matrimonial
“No lo separe el hombre” incluye a todos: amigos, parientes, miembros de iglesia, y otros.

B. LOS MATRIMONIOS DEBEN HACER SIEMPRE EL COMPROMISO DE PERMANECER JUNTOS

 Cuando una pareja Cristiana, joven, se iba a casar, les escuché   decir:

          “No consideramos el divorcio como una opción. Considerar el divorcio como una opción, es negar el carácter sagrado del matrimonio enseñado en las escrituras.” – Esto fue muy bueno.

“Amar, no es sólo un sentimiento fuerte, es una decisión, una promesa.”  (Erich Fromm, en su libro “El arte de amar”)

“Cuando el pacto del matrimonio es tomado seriamente, por mas desagradable que sea el proceso de aprender a crecer, las dificultades sirven para profundizar la intimidad y lograr un amor maduro.” (Richard Halverson, Chap, del Senado USA) 

 C. COMPROMISO ES LA CLAVE

  Testimonio de un matrimonio de éxito:

“Nos repetimos nuestros votos matrimoniales constantemente, por lo menos dos veces por semana y durante  30 años.”
Yo les pregunté ¿como?

Ellos aprendieron de memoria los votos para decírselos uno al otro, cada semana. Ese recuerdo constante de los compromisos asumidos, los ayudó a superar las situaciones difíciles y tornó su jornada agradable y duradera’.

 D. LA CONFIANZA Y SEGURIDAD REFUERZAN EL COMPROMISO

En Alemania, se realizó un casamiento donde el Pastor dijo lo siguiente:
“Si alguien interfiere en esta unión, la ira de Dios caerá sobre esa persona.”
Presentaré luego, dos elementos que crean compromiso.
 
1. La confianza
Esto es esencial para que el amor, la comprensión y el compromiso puedan tener profundidad. No deben haber secretos, conductas dudosas, sino que debemos ser sinceros, transparentes en todo. ¿Como crece esta confianza?
Afirmando estos conceptos:

a. El matrimonio es un pacto hecho delante de Dios, los miembros de la familia cristiana y la iglesia.
b. El día de la boda nos hicimos una promesa duradera, un pacto incondicional y mas permanente que cualquier exigencia legal.
c. El matrimonio es una respuesta a la intención de Dios en el sentido de que el matrimonio sea permanente.
d. El matrimonio es una asociación entre dos personas en un pacto de unión indisoluble
  
2. La seguridad
La seguridad vendrá espontáneamente, el hecho de tener la convicción de que el matrimonio vino de Dios, el hecho de que él tiene la capacidad de sustentar el hogar, de protegerlo, de darse uno al otro, dará estabilidad continua al hogar.   

E. AMOR ES COMPROMISO, NO SENTIMIENTO

Una relación que depende de los sentimientos para mantener el amor, se deteriora y muere.

Cuando nuestro primer hijo nació, un año después de nuestro matrimonio, nuestras noches tranquilas se acabaron. Nos levantábamos varias veces para alimentarlo, no porque nos sentíamos bien levantándonos en la noche, perdiendo el sueño, sino,  porque el amor nos llevó a hacer eso.

Si esperamos  por Buenos sentimientos  antes de mostrar amor, no lo mostraremos  tanto como debiéramos. Necesitamos mirar por sobre nuestras propias preferencias en cuanto a nuestro compromiso mutuo. Cuando hacemos lo que el amor haría, percibimos que los pensamientos amorosos acompañen nuestros actos. Entonces sabremos  que el amor no es tanto un sentimiento sino un compromiso para actuar con amor,  haciendo lo que el amor debe  hacer en cada situación. ¿El amor es un sentimiento? Sí, Pero el amor que dura toda una vida es mucho más que un sentimiento. Es un amor basado en la calidad del compromiso sellado en nuestros votos matrimoniales.

CONCLUSIÓN

Los matrimonios, hagamos un compromiso mutuo de renovar constantemente  nuestros votos matrimoniales. Una o dos veces por semana, ya sea  a la puesta de sol, o de  mañana. Con certeza ustedes y el matrimonio se fortalecerán.

 
  Nos Han visitado 7481 visitantes (19442 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=